Visita la Iglesia de San Francisco en Quito

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on telegram
Telegram
Que veremos aquí

En la ciudad de Quito podrás ver una belleza arquitectónica como es la Iglesia de San Francisco, este es un monumento de la herencia Franciscana de Quito. Este monumento cuenta con un templo, varias capillas y un convento.  

La Iglesia de San Francisco cuenta con una gran variedad de manifestaciones artísticas, la que más destaca es la Escuela Quiteña. Tiene una gran biblioteca Franciscana, con una extraordinaria riqueza natural. Explora este enorme monumento histórico y descubre los 13 claustros de la iglesia, sus elaborados diseños estilo mudéjar y una vasta de colección de arte.

Tabla de contenidos

Plaza de San Francisco en Quito

Si visitas el centro histórico de Quito de seguro centrarás tu atención en la Plaza de San Francisco, en donde se ubica la iglesia con el mismo nombre. Esta Plaza cuenta con una gran explanada frente a la larga fachada de la Iglesia y el monasterio adjunto, esta enorme plaza te será muy fácil identificarla cuando subas al Panecillo a disfrutar de las mejores vistas panorámicas de Quito.

En esta plaza destaca el edificio de fachada blanca que alberga el lujoso hotel boutique conocido como Casa Gangotena. A pesar de que esta plaza forma parte del complejo religioso de San Francisco, el rol de este espacio es mucho más que ceremonial, es el corazón de la vida del casco antiguo de Quito, donde se encuentra el comercio, la gastronomía, la religión y el lujo.

plaza San Francisco

Horario de atención Iglesia San Francisco:

Lunes a Sábado: 9h00 a 17h30
Domingos: 9h00 a 13h00
Abierto los feriados

Lugares destacados de la Iglesia de San Francisco

  • Obras de arte colonial: Dentro de la iglesia se encuentran más de 3.500 obras de arte colonial, de múltiples manifestaciones artísticas y variadas técnicas, especialmente aquellas correspondientes a la Escuela Quiteña de arte, que nació precisamente en este lugar.
  • Capilla de Villacís: es una de las muestras más notables del barroco quiteño de mediados del siglo XVII. Su riqueza y localización junto al presbiterio del grandioso templo franciscano la erigen en un modelo tanto por su arquitectura y elementos decorativos como por la intención de su patrono, el comisario don Francisco de Villacís, que querer perpetuar su estirpe en tierras quiteñas a través de la construcción de una sepultura familiar donde se puede admirar el busto orante del citado comisario y el ostentoso escudo de armas que preside la cripta. Fundada el 6 de noviembre de 1659.
  • Biblioteca franciscana, descrita en el siglo XVII como la mejor del Virreinato del Perú.
  • Escultura: En el altar mayor de San Francisco, dominado por un gran retablo barroco y cubierto de pan de oro, destacan las esculturas de la «Virgen de Quito» de Legarda y del «Jesús del Gran Poder» del Padre Carlos; ambos destacados miembros de la escuela quiteña de arte.
  • Pintura: Se exhiben docenas de pinturas de famosos pintores quiteños y europeos; pero su principal atractivo radica en las obras pertenecientes a la escuela quiteña de arte, estilo que nació en los patios de este convento, y cuya fama trascendió las fronteras y hoy se encuentra en importantes museos de todo el mundo.
  • Capilla de Cantuña: Esta pequeña iglesia ubicada a un costado de la iglesia de San Francisco pudiera llamarse la Capilla Sixtina del arte quiteño. Los franciscanos y sus ideas de arte fueron quienes dieron a la cofradía de escultores y pintores para que se convierta en un capricho y convertirla en auténtico relicario de joyas únicas. Su puerta se abre sobre el atrio de San Francisco.
  • Capilla del Pilar de Zaragoza: La Capilla de Santa Marta, del Comulgatorio o del Santísimo, al extremo izquierdo del altar mayor, fue dedicada desde la segunda mitad del siglo XVIII al culto de la imagen de la santísima Virgen del Pilar de Zaragoza, traída de España por fray José de Villamar Maldonado, copia exacta de la obra del escultor Pedro de Mena. En el año 1671 se estableció la cofradía y a sus hermanos se les concedió tres años más tarde la antigua bóveda de la Orden Terciaria. Al parecer, ésta estuvo en vigencia hasta mediados del siglo XIX, inscribiéndose sus últimos hermanos en el año 1848.
  • Convento de San Francisco: Su convento es muy atractivo porque en sus claustros se hallan pinturas y esculturas de la escuela quiteña, además porque ellos fueron testigos de la vida social e intelectual de los primeros años de la ciudad de Quito como centro urbano de los Andes. 
  • Museo Fray Pedro Gocial: Es un museo de sitio que funciona en el interior del Convento de San Francisco, exhibe la colección colonial religiosa más exquisita e importante de los bienes culturales, obras de los artistas que conformaron la extraordinaria Escuela Quiteña. También es parte del museo, el coro de la iglesia, donde se admira la magnificencia de la arquitectura y decoración de este, su templo mayor.

¿Cuál es la historia detrás de la iglesia y convento de San Francisco?

San Francisco es una de las Iglesias más antiguas de la ciudad. Construido durante un período de casi 150 años (1534-1680) y fundado por el misionero franciscano Jodoco Ricke. Con más de 8 hectáreas, es el complejo más grande de su tipo en América, abarcando una iglesia principal y dos capillas, patios, pasadizos, huertos, catacumbas, calles internas e incluso una cancha de fútbol y una fábrica de cerveza artesanal. Este complejo, en la antigüedad, albergó a 160 monjes aproximadamente. Los actuales terrenos de la iglesia y convento de San Francisco fueron ocupados por el palacio real del Inca Huayna Cápac,

En el incendio de la ciudad el palacio fue destruido y sepultado bajo una enorme cantidad de escombros y basura. Uno de los soldados de Rumiñahui fue el bisabuelo del indígena Cantuña, el cual como testigo ocular de los sucesos tenía pleno conocimiento de lo que se hallaba enterrado en el lugar. La construcción de la iglesia y convento de San Francisco inició alrededor del año 1537, apenas tres años después de la fundación española de la ciudad, con la terminación de un templo provisional que se mantuvo hasta 1550, cuando se inició la construcción del edificio actual y que fue culminado hacia 1680. Aunque el edificio fue oficialmente inaugurado en el año 1705.

La construcción de la iglesia de San Francisco fue especialmente rápida, pues este complejo monástico obra del francisco Fray Jodoco Ricke estuvo terminado en apenas 70 años.

De la importancia de la iglesia de San Francisco en Quito tendrás una muestra al saber que se trata de la iglesia más querida en la actualidad por los quiteños.

Los franciscanos, orden que la sigue regentando, organizan en Semana Santa una de las procesiones más importantes de Sudamérica.

Video de visita a la Iglesia de San Francisco

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on telegram
Telegram